Prácticamente todos los días recibimos en nuestro correo multitud de mails comerciales, a los cuales damos mayor o menos importancia dependiendo del interés que nos generen. Muchos de ellos los desechamos sin ni siquiera abrirlos pero hay algunos que justo dan el clavo con lo que en ese momento necesitamos y, al final, se convierten en una venta segura. Hablamos de las landing page, una herramienta muy potente para asegurarse un retorno de conversión muy fiel.

Ponte ahora en tu papel como empresario con su propia web, imagínate una tienda online. Tienes a un usuario que se ha registrado y que, después de varios accesos a diferentes productos de tu página, finalmente no se ha decidido a comprar nada. Con las diferentes herramientas de analítica web tú puedes detectar todo ese recorrido y plantear una landing page para los usuarios que han mirado un determinado producto. En esa landig page les ofreces un cupón de descuento y… ¡voila! ya tienes una nueva venta. Interesante, ¿no?

Esto lo hacen a gran escala empresas como Amazón y siempre acaban promocionándote artículos que has mirado recientemente. ¡Pero no tienes que ser una multinacional para ser un experto en este tipo de prácticas!

Claves para una buena landing page

  • Debes conocer muy bien el tipo de cliente o usuario al que quieres llegar y ofrecerle justo lo que está buscando. Cuanto más relevante sea la información que le des, más fácil será que tengas un retorno real sobre esa acción.
  • Has de ofrecerle una promoción que sea competitiva con respecto al resto de mercado, de forma que tenga que pensarlo poco para poder aceptar.
  • Debe estar bien construida, es decir, que la información le llegue al usuario lo más rápido posible. Un título como “2×1 hasta x día en tal producto” es ideal para llamar la atención. Además, debes incluir los contenidos de más importante a menos. Por ejemplo, si has de poner un formulario de inscripción, que sea lo primero de todo.
  • Pon también mucha atención en el diseño, pues una landing page bien presentada dice mucho de la empresa que lo envía e invita a entrar.
  • Si puedes, incluye opiniones positivas y recomendaciones de tus clientes. Que haya gente que te recomiende habla muy bien de ti.
  • Incluye también videos. Un buen video sobre tu empresa o sobre una promoción puede ser el elemento clave para una nueva venta. Además, existen herramientas en Internet para realizar videos conceptuales sin un gran coste.
  • Facilita el contacto contigo. Adjunta tu teléfono, web, mail y acceso a las redes sociales. Muchas veces el receptor se puede quedar con más ganas de conocerte.
  • Y por último, haz un seguimiento de impacto. Hay muchas herramientas de mapas de calor que analizan por donde han pasado el puntero los usuarios en tu landing page. También puedes comprobar el porcentaje de conversión en nuevos clientes y el perfil que estos tienen, Así podrás aprender para futuras landing page.

Como ves, hacer una buena landing page no es complicado si tienes claro a quién quieres llegar. Si quieres que te resuelva cualquier duda acerca de esta herramienta, puedes preguntarnos lo que quieras a través de los comentarios o contactando con nosotros.